martes, 24 de noviembre de 2015

Mystic City: La ciudad del agua

'' Una ciudad dividida, un amor destinado a durar para siempre y una mentira que puede cambiarlo todo... Dos familias enemigas, los Foster y los Rose, mueven los hilos invisibles de Nueva York. Tras años de ardiente confrontación, ahora la ciudad va ser testigo de un acontecimiento inaudito: Aria Rose y Thomas Foster, los primogénitos de cada familia, van a casarse, y su matrimonio simbolizará la unión inquebrantable de los dos linajes.Mientras tanto, en las Profundidades, un grupo de rebeldes trama una virulenta rebelión política que podría hacer temblar los pilares de la ciudad y acabar con todo lo que los Rose y los Foster han construido...''


 Y volvemos con la lectura fantástica, esta vez con un libro no tan a la altura de los reseñados anteriormente, y es que tengo una relación amor-odio con más odio que amor con este libro.
 Y es que Mystic City es una historia que, aunque está bien pensada, no acaba de desarrollarse como toca, y creo que para mi el problema reside en los personajes.



Nos situamos en un Manhattan futurista donde el calentamiento global ha hecho lo que probablemente hará en la vida real si todo sigue así: derretir los glaciales, provocando la subida del nivel del mar, desapareciendo así muchos países. Nuestra protagonista, Aria Rose, hija de una familia de políticos al mando de la ciudad, se despierta en las primeras páginas sin recordar nada y con la noticia de que está comprometida con el heredero de la familia Foster, Thomas, rivales de los Rose desde hace décadas. Obviamente, algo no cuadra, y es lo que iremos descubriendo a lo largo de la lectura, el misterioso (y predecible) pasado de Aria antes de que sus recuerdos desaparecieran.


 Vale, la idea y la ambientación son muy buenas, pero la historia de amor... Incluso me hubiera gustado más si hubiera sido Thomas el protagonista de ella, hubiera sido todo menos pastel. Seguramente sea por que empezamos con la relación ya avanzada, no hemos tenido un: cómo se conocieron, enamoraron y todo el protocolo más allá de lo que nos muestran los recuerdos de Aria, pero aún así Hunter era taaaaan ñoño, lo siento de verdad por los fans, pero me faltó carisma por esta parte. Por parte de ambos, aunque nuestra prota, al estar más desarrollada y tener más lineas dedicadas me hizo sentir más empatía por ella.
 Un punto a favor es eso de los super poderes, me gusta ese toque fantástico y la división entre super humanos y gente normal que encima es la que tiene el poder.
 La idea general es muy buena, de verdad, pero al ser un libro romántico me hubiera gustado más feeling, a lo mejor más importancia a los flashbacks hubiera estado bien. 


 No tengo mucho más que decir, he leído otras reseñas y si ha gustado a mucha otra gente, pero a mi no me ha llegado, lo siento, para gustos colores (o libros).

Lo mejor: El entorno, la descripción de los paisajes y todo lo futurística, fantástica y a la vez creíble ambientación.
Lo peor: El desarrollo de la historia de amor, le ha faltado chispa, algo que me enganche de verdad.


PUNTUACIÓN: 6/10

Una bonita pero prescindible historia de amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario